Esta tierra es conocida por sus pinchos.
Porque “ir de pintxos” es algo más que tomar un aperitivo, es un rito gastronómico en un ambiente relajado y de buen humor que se convierte en un acto social. Entendemos el “picoteo” como un acto de encuentro sin formalidad ni cita previa. Añade a esto una esmerada selección de la gastronomía navarra y un buen vino o cerveza, al gusto. Cada sitio tiene su especialidad.

Os proponemos un recorrido guiado por el casco viejo de Tudela en el que se mezcla la historia y la gastronomía, degustando una esmerada selección de los mejores pinchos del lugar y acompañado de un buen vino D.O Navarra.

Precio por persona: 35 €
Mínimo 4 personas
Duración aproximada: 2 horas